¿Cómo se automatiza un almacén?

En el artículo de hoy queremos hablarte de cómo automatizar un almacén y de por qué resulta imprescindible hacerlo.

El almacén no es solo un lugar para acumular y guardar productos y mercancía, sino que es la auténtica base de creación, diseño e ingeniería y requiere de flujos complejos y distintas tipologías de maquinarias, operarios, ubicaciones y recorridos para funcionar bien y que todo el trabajo salga de forma coordinada y de la forma más rápida y eficiente posible.

La precisión y la profesionalidad del almacén de una pyme va a determinar su éxito, ya que va a influir directamente en su manera de gestionar la mercancía, en la actividad empresarial y en la experiencia de compra de sus clientes.

Aunque el objetivo principal del almacén sigue siendo el de desplazar, almacenar, manipular y controlar el material necesario para el proceso de fabricación o producción, la distribución y el consumo, es importante reparar en qué tipo de tareas pueden automatizarse y en saber de qué manera se pueden reducir los costes operativos, energía y tiempos.

Hacer un mejor uso de los recursos disponibles es muy importante y esto se traduce en un aumento de la eficiencia, la seguridad y la precisión en todos los sentidos. Al automatizar un almacén disminuyen los tiempos de ciclo, hay la máxima precisión en los niveles de inventario, aumentan los niveles del servicio al cliente y la realización de los envíos a tiempo y hace que toda la actividad empresarial se ejecute de una forma más rápida y bien, evitando errores y tomando mejores decisiones.

¿Cómo sabes que necesitas automatizar el almacén?

La gestión manual de las referencias del almacén no puede abarcar todo lo que el mercado necesita, de modo que para suplir la demanda actual es necesario automatizar el almacén. De hecho, hay algunas señales que nos indican de la necesidad de hacer este cambio:

  • Cuando hay un gran número de referencias por manejar
  • Cuando se gestionan una gran cantidad de pedidos y muy variados
  • Cuando necesitas reducir los costes operativos, pero no se pueden mejorar los procesos
  • Cuando la precisión del inventario no es viable
  • Cuando se realizan una gran cantidad de operaciones en el momento de servir pedidos
  • Cuando tenemos un plazo de entrega demasiado largo si lo comparamos con la competencia
  • Cuando las referencias se manipulan excesivamente y de forma poco precisa
  • Cuando hay mucha cantidad de deterioros y obsoletos
  • Cuando se necesitan hacer grandes recorridos y sobredimensionamos a los trabajadores para servir los pedidos
  • Si las ventas crecen y necesitas contratar más personal
  • Cuando crees que necesitas aprovechar mejor el espacio del almacén

Para afrontar el proceso para automatizar el almacén es necesario confiar en una empresa especializada en el sector, que pueda valorar la situación de la empresa y crear una propuesta personalizada y hecha a medida que indique los pasos a seguir para conseguirlo.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *