Ayuda al medio ambiente a través de la impresión.

El medio ambiente se ha vuelto un punto clave para la producción de la mayoría de las empresas, debido al gran debate que se ha generado entorno la responsabilidad corporativa de las compañías y el impacto que la contaminación que generan puede provocar.

La industria gráfica es, entre otras, la que más se ha decidido por hacer un cambio completo a su modelo de producción. Hay que tener en cuenta que el papel supone aproximadamente la mitad del coste total del producto. La producción de papel lleva consigo la tala de árboles, que supone un coste energético y de recursos naturales muy grande.

7 consejos para imprimir respetando el medio ambiente.

Son muchas las acciones que nosotros los consumidores, a la hora de imprimir, podemos realizar para contribuir a la no contaminación del medio ambiente. Aquí dejamos algunos ejemplos fáciles de realizar y que de seguro marcarán la diferencia:

1. No dejar impresoras y ordenadores encendidos más de la cuenta. Es mucho el consumo de energía que suponen estos aparatos.

2. Imprimir lo necesario y a doble cara. Cambia la configuración de la impresora para dejar de gastar tanto papel.

3. Invierte en fabricantes de impresoras con políticas ecológicas. Son muchas las empresas con certificados y políticas que muestran su compromiso con el medio ambiente y ofrecen productos reciclados. Para saber si un producto es reciclado o no y qué hacer con él una vez acabada su vida útil:

4. Compra papel reciclado. Eso supone una reducción de la materia prima consumida, así como de la energía necesaria.

5. Imprime en escala de grises. Es una opción que nos ofrecen muchas impresoras y nos permite reducir el uso de tinta.

6. Utiliza consumibles originales. Los tóners y cartuchos originales minimizan el consumo de energía.

7. Recicla tus cartuchos de impresión. Tienes que empaquetar los cartuchos y volver a enviarlos a la empresa donde los compraste. Muchas compañías ofrecen este servicio, como es nuestro caso, Apen.

La impresión en la empresa.

A nivel empresarial podemos utilizar el precio por copia, para minimizar los gastos. El funcionamiento es muy sencillo, solo pagas por lo que imprimes. Ya son muchas las empresas que optan por adquirir impresoras por coste por copia, ya que nos ofrece diferentes ventajas respecto el renting de impresoras:

– La empresa distribuidora del equipo de fotocopiar se hace cargo también de los consumibles y de las reparaciones que puedan producirse. Por tanto, lo único que tendrá que poner la compañía y que correrá a cargo de ella serán los folios y el consumo eléctrico que pueda derivarse de su utilización.

– La empresa no tiene que hacer ningún tipo de inversión inicial en la compra de equipos.

– Hay un mayor control del gasto general, es decir, es un gasto fijo más controlado en el precio que se pagan por las páginas que imprimen, sin sobresaltos mensuales por reparaciones o cambios de consumibles.

– Se puede disponer rápidamente de consumibles cuando sea necesario sin necesidad de interrumpir la productividad. Simplemente hay que llamar a la compañía distribuidora y, en poco tiempo, el equipo estará de nuevo operativo.

– Se simplifica la gestión administrativa porque hay una única factura para todo.

– La modalidad de impresoras por coste de copia permite que se puedan ir renovando los equipos con más frecuencia y, por tanto, que el equipamiento de la empresa cuente siempre con la mejor tecnología.

Este sistema de contratación es una opción interesante para aquellos negocios que necesitan disponer en sus instalaciones de impresoras para poder desempeñar correctamente su actividad diaria.

¿Por qué encarecer los costes de nuestra empresa si podemos ahorrar hasta un 30% y conocer las necesidades de nuestro negocio sin pagar por ello, ni un céntimo de más? Esa es la clave de este servicio que os ofrecemos en Apen con soluciones de impresión, eficaces y efectivas.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *