La inteligencia artificial de Facebook podría salvar vidas

 

Facebook ha desarrollado un algoritmo para detectar conductas suicidas de los usuarios para actuar de forma inmediata, incluso antes que una persona de carne y hueso. Mediante la inteligencia artificial de la compañía, podrían estar salvando la vida de muchos usuarios en casos de riesgo de suicidio.

Mediante una interfaz renovada, Facebook facilita la comunicación para que los usuarios que alerten un posible caso de suicidio puedan informar a la compañía. Se trata de una tecnología nueva de detección proactiva, que rastreará todas las publicaciones con el objetivo de buscar patrones de conductas suicidas. Es un software que tiene como meta principal salvar vidas y facilitar ayuda psicológica a la posible víctima, así como a sus familiares y amigos.

 

Comunicación directa a través del chat

 

La inteligencia artificial de Facebook está diseñada para trabajar la comunicación con los usuarios a través del chat, desde el que se hacen preguntas como “¿Te encuentras bien?”, “¿Necesitas ayuda?”, indicadores que pueden ayudar en un momento dado a una persona que se encuentre en una situación desesperante, perdida o sola y no sepa a quién explicar su problema.

Los algoritmos nacen para agilizar la detección de este tipo de conductas, ya que muchas veces es demasiado tarde cuando los humanos somos conscientes de este tipo de problemas.

Facebook cuenta con recursos locales que incluyen líneas de ayuda telefónicas, comunicación con autoridades, ayuda psicológica a familiares y personas que prestan atención inmediata a la víctima.

De esta forma, Facebook quiere acabar con graves errores como la retransmisión de suicidios en directo por parte de algunos usuarios que decidieron acabar con su vida y publicarlo en la red social, sin que sus contactos o gente de su entorno pudiesen evitar tal tragedia.

Mediante el desarrollo de estos algoritmos de inteligencia artificial, Facebook quiere evitar que la vida de sus usuarios peligre. Por ello rastrearán los patrones de actividad y de conducta de los usuarios.

Este nuevo algoritmo ya está en marcha en todo el mundo menos en la Unión Europea, porque los reglamentos son más restrictivos por lo que respecta a la privacidad de los internautas.

 

Protección versus privacidad

Pero este tipo de rastreo también aporta polémica y disconformidad por parte de algunos usuarios, que se sienten perseguidos y con menos privacidad, viéndose expuestos a otro tipo de finalidades como fines propagandísticos.

Este tipo de acciones pueden generar el efecto contrario, si se toman desde el punto de vista de invasión de la privacidad, porque el usuario puede sentirse indefenso ante tal rastreo por parte de la popular red social en lugar de sentirse más seguro.

Como todas las nuevas iniciativas de las redes sociales, deben estudiarse bien los resultados para ver si, realmente, puede proclamarse como una herramienta útil para salvar vidas en aquellas personas que se encuentren en riesgo de posible suicidio.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *